10 mitos de la carrera de Programador

enero 13, 2018
10 Mitos de la carrera de programador

Con más de una década de experiencia en el sector del desarrollo web hoy me referiré a los 10
mitos
más típicos que existen por parte de los ajenos al mundo de la programación (web, mobile, software, etc…) hacia esta carrera y a quienes la ejercemos de los cuales me encargaré de desmentir uno por uno.

Mito #1: La programación es fácil de aprender

Últimamente con el internet y por una fuerte corriente de marketing en la formación de nuevos developers (denominación de los programadores en inglés) se ha tratado (por parte de las instituciones formadoras) de vender la idea de que la programación es fácil de aprender cuando en realidad la programación no es fácil de aprender y dominar. Si bien es cierto cualquier persona puede aprender programación (no es necesario ser un genio) la realidad es que no es fácil de aprenderla ya que requiere de cierto desarrollo de habilidades como por ejemplo el de un alto nivel de lógica. Además de tener una base fuerte de la informática para comprender los fundamentos se debe considerar la gran cantidad de dispositivos y lenguajes que existen donde el aspirante a programador deberá elegir para aprender y donde al final de todo ese camino se dará cuenta que únicamente está preparado para programar con apenas un lenguaje para apenas un dispositivo encontrándose en un universo de tecnologías que no alcanzará a dominar ni en años por los constantes cambios (actualizaciones) propios de los avances en la materia y que trae consigo una carrera donde lo que se aprendió hace 2 años hoy podría estar ya obsoleto.

En síntesis, el que desee aprender programación lo logrará sin problemas si realmente encuentra en ella un camino de pasión y se siente motivado con crear a través del código. En cambio si el estar pegado a una pantalla viendo código todo el día no le parece más interesante que una tener una trabajo con mayor contacto social o al aire libre, la programación tal vez se torne “imposible” de aprender bien sobretodo siendo este un mundo con tantos lenguajes que además sufren constantes cambios en cortos periodos por su naturaleza tecnológica.

Mito #2: La programación es mal pagada

En términos generales, en el mundo actual la programación está en su mejor momento (y se espera que esto dure por muchos años más). Si bien es cierto en países con menor desarrollo tecnológico los programadores podrían percibir salarios menores a profesionales de otras áreas que sean mas ad-hoc a la respectiva economía de su país, la programación a nivel general es muy bien pagada y esto se vuelve ya muy notorio en países como Estados Unidos donde en estados como California los programadores según su experiencia y lenguaje en que programan reciben salarios de hasta $150.000 USD anuales.

Mito #3: No existen especialidades dentro de la programación

El mundo ajeno a la programación tiende a creer que la cantidad de caminos dentro de esta profesión es realmente limitada o derechamente no existen especialidades dentro de ella. La realidad es que al igual que los médicos se especializan, los programadores igual lo hacemos en el desarrollo de aplicaciones tanto para ciertos dispositivos como en lenguajes. Un ejemplo de ello es que existen programadores especializados en desarrollo de aplicaciones móviles (apps) pero únicamente desarrollan para iPhone o bien sólo para Android. Esto sucede porque no sólo se especializan en desarrollo móvil sino que además dada la calidad que desean entregar en sus desarrollos, optan por especializarse fuertemente en un lenguaje para el desarrollo de apps nativas para un sistema operativo móvil.

De la misma manera, por ejemplo en la programación web existen diversas especialidades. Estas pueden variar por sistemas (especializados en desarrollo sobre CMS u otras plataformas) y/o sobre lenguajes que se ejecutan a nivel del cliente (Front-End) o al nivel del servidor (Back-End) donde existen una gran cantidad como PHP, Ruby, Python, C#, Java, Javascript, etc… Además de una inmensa cantidad de frameworks que van apareciendo año a año. Todas y cada una de estas tecnologías son a su vez especialidades que cada programador opta ya sea por feeling o por convicción.

Mito #4: Todos los informáticos son programadores

Mucha gente (la mayoría) cree que quien estudia informática en la universidad es a su vez programador (o al menos tiene el conocimiento suficiente para ejercer como tal) y esto es otro mito puesto que la informática como tal es muy extensa y comprende una serie de áreas diferentes desde análisis de sistemas, administración de servidores, desarrollo de software, bases de datos como hasta redes. Por lo que a programación respecta, suele ser solo una introducción (o poco más de ello) no siendo los egresados de la carrera profesionales per se de la programación como tal aunque claramente poseen un conocimiento técnico profundo sobre las bases lo cual es de utilidad para quienes optan por convertirse en programadores en el futuro.

De la misma manera, al inverso, es normal que un programador no suela manejar temas de redes, soporte o administración de servidores ya que no son de su área de formación ni desempeño.

Mito #5: A las chicas les atraen los programadores

Muchos programadores tratan de mentirse a sí mismos asegurando que esta actividad profesional los hace atractivos para las chicas pero esto es una gran falsedad. Recuerdo hace unos 5 años cuando vivía en México viendo un evento online cuyo nombre dado por el expositor fue “Conquista chicas con Ruby”, un título bastante gracioso pero poco realista (me encantaría que fuese así ya que me gusta mucho Ruby) ya que a las chicas (en general) les atrae más un futbolista, un tenista, un actor, un músico o hasta un artista cirquense que un tipo que está frente a una pantalla negra escribiendo cosas que ella no entiende NI le interesa tratar de entender. De la misma manera esto se traslada a la hora de elegir que estudiar. Las estadísticas revelan que por cada 9 programadores varones existe solo una mujer por lo que en aulas de las instituciones que imparten la carrera cuando hay una chica o dos, es una verdadera bendición ya que el nivel de interés que existe en las féminas por la carrera es muy bajo.

En síntesis… A las chicas les aburren los programadores y en el mejor de los casos, simplemente son irrelevantes para ellas pero en ningún caso los encontrarán personas emocionantes, excitantes ni atractivas. Esto por supuesto tomando en cuenta únicamente el factor actividad (ejercicio de la programación) ya que fuera de su trabajo, el programador puede ser atractivo para las mujeres por su personalidad como tal o por otras actividades que realice fuera de la pantalla pero si lo único que hace o su mayor “gracia” se centra en su vida como programador, será muy poco popular.

Mito #6: Se necesita vivir en USA o en un lugar específico para trabajar como programador

Si bien es verdad que en ciertos ubicaciones del mundo suelen contratar a programadores con salarios muy atractivos esto no significa que para el desarrollo profesional de la actividad se requiera de estar en un lugar en concreto. Hoy gracias al internet y a la naturaleza propia de la profesión se puede ejercer desde cualquier lugar del mundo siempre que se cuente con un ordenador conectado al internet. Para ello se puede ejercer tanto como programador freelance como siendo empleado en forma remota (work from home).

Mito #7: Se valora mucho la función del programador en la sociedad

Uno de los factores tal vez más tristes que existe para el programador, es que no se le valora en la sociedad por el tremendo trabajo que realiza. Hoy gracias a los programadores es que el internet tiene sentido para la sociedad puesto que sin sitios web que visitar, el Internet sería como un centro comercial sin tiendas. lo mismo sucede con los smartphone. Un smartphone sin aplicaciones, sería un celular de los de antes solo con una cámara. Todas éstas tecnologías toman sentido gracias al trabajo que realizamos los programadores como creadores de todas estas aplicaciones. Desgraciadamente la sociedad no termina de apreciar esta realidad pero es más que nada porque el mundo ajeno a la programación no entiende bien lo que hacemos ya que nuestro trabajo “no se ve” (comparado al de otros) y eso sencillamente no ayuda mucho.

Independientemente de eso a los programadores no nos preocupa el status ante la sociedad porque desarrollamos porque nos gusta pero no podemos ser ajenos a reconocer que a pesar de la importancia de nuestra labor y del alto nivel de conocimiento y especialización que requiere, no se recibe el mismo respaldo de status que reciben otras profesiones más “tradicionales”.

Mito #8: La programación sólo se aprende en la universidad

Contrario a lo que la gente cree, la mayoría de los programadores no hemos sido formados en la universidad ni en ningún instituto. Esto es porque son muy pocos los países que tienen una carrera ad-hoc con la programación y por el contrario solo tienen carreras mas generales como “Ingeniería en Informática”, la “Ingeniería en Sistemas” o las “Ciencias de la computación”. Por lo que el programador se forma a punta de cursos, libros, tutoriales y por supuesto, con muchas y muchas horas de código donde en su camino va mejorando. En síntesis, más que nada de forma autodidacta.

En este último tiempo de a poco algunas instituciones han comenzando a crear carreras de programación donde personalmente he asesorado a una universidad para la elaboración de sus materias (malla curricular) y del perfil del alumno egresado para enfrentar y satisfacer el mercado laboral.

Es verdad que muchos ingenieros en sistemas o en informática se terminan especializando y desarrollando como programadores, igualmente se preparan para ello ya que hasta ahora el único factor realmente motivante que nos guía a este mundo es la pasión por crear a través del código.

Mito #9: El trabajo de programador es el más relajado del mundo

Se cree que programar no solo es algo fácil sino también relajado y esto es un gran error. Nada mas lejos de la realidad, el programador se ve envuelto en una serie de desafíos cada día porque el programador en sí es un EXPERTO EN RESOLVER PROBLEMAS y todo lo que conlleva “problemas” tiene su grado de estrés el cual podrá ser poco o mucho dependiendo la situación y lo relevante es que ese estrés existe y nos lleva a terminar muchos días con la cabeza a punto de explotar (sin exagerar). Mientras tanto una parte considerable del resto del mundo piensa que porque el programador trabaja muchas veces desde casa, no trabaja derechamente o si lo hace, es un trabajo tan relajado que es como si estuviese jugando y recibiendo dinero por hacer casi nada. Todo esto sin contar de las presiones que se sufre muchas veces por empleadores y/o clientes que no conocen bien el trabajo que conlleva desarrollar y exigen sus proyectos en plazos muy acotados llevando toda esa presión al developer que además ya debe sufrir el estrés de programar correctamente un sistema que puede ser desde un simple script a una solución muy compleja, situación que en consecuencia le obligará a coordinar sus labores con otros integrantes dado el tamaño de las tareas.

Sin duda este es otro mito, el trabajo del programador puede ser relajado en ciertos periodos pero extremadamente estresante también en otros.

Mito #10: Todos los programadores son Nerds

Parece que el típico nerd de lentes y que pasa pegado a una pantalla ordenador o el gordito que mientras está frente a su ordenador comiendo sin detenerse son los dos estereotipos más comunes que acompañan la imagen del programador. La verdad suele ser distinta a lo que se piensa y también sucede en este caso. Si bien es cierto que existen muchos desarrolladores que se acoplan a esta imagen y son realmente verdaderos “nerds” pero la mayoría son como cualquier otro profesional de áreas de la ingeniería. Incluso hay quienes son menos “convencionales” y tienen un perfil más parecido a un deportista de alto rendimiento con rutinas de gym que los mantiene con una vida más social y más activa que otros.

Es por todo que pensar de que todo programador es un Nerd es un absoluto mito.

Artículo: 10 mitos de la carrera de Programador

Analista de mercados, trader, developer, emprendedor, artista marcial y conferencista. Rodrigo cuenta con experiencia como consultor de negocios, en marketing online y como gestor de inversiones (money manager) bursátiles. Es el creador y director de BudoWebs Studio EIRL y de El Conferencista.net

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *