Los tres peores enemigos de las MIPYMES en Chile

septiembre 4, 2017
Los 3 peores enemigos de las MIPYMES

Si bien es cierto el artículo hace referencia a Chile, este tipo de situaciones se repite en muchos otros países por lo que al leer el presente artículo, posiblemente al ser un emprendedor de otro país al referente al artículo, puedas sentirte identificado de igual manera.

El mundo del emprendimiento es sencillamente fascinante pero también es un camino muy duro y que puede llegar a ser desastroso para muchos, la realidad es que solo 1 de cada 5 emprendimientos sobrevive después de los 5 años, una cifra sin duda nada alentadora pero que es absolutamente real. Las causales de ello son variadas y las tres principales son la falta de conocimiento, de experiencia y la falta de capital (ya escribiré un artículo dedicado a esto) pero además de estos problemas que ya vienen de nacimiento para la mayoría de las MIPYMES (Las MIPYMES agrupan a las microempresas, pequeñas y medianas) se nos suman tres «amigos falsos» que en realidad se transforman en nuestros tres peores enemigos al iniciar nuestras actividades empresariales, de los cuales me referiré a continuación:

1.- Servicio de Impuestos Internos (SII):

El Servicio de Impuestos Internos (por sus siglas SII), es el órgano estatal encargado del cumplimiento tributario lo que en Colombia es la DIAN, en México el SAT y en Estados Unidos el IRSS. Cada país tiene un órgano encargado de la importante labor del cumplimiento tributario. La verdad aunque para muchos este es un ente que tiene su sentido de existencia más que justificado, lo cierto es que el tratamiento que el SII tiene para las MIPYMES, sobretodo para las Micro y pequeñas empresas es terrible puesto que la fiscalización es muy rigurosa, poco flexible, sumado a lo burocrático de los trámites y de las exigencias tributaria que éstos demandan cosa que resulta terriblemente engorroso para emprendimientos pequeños (microempresas por ejemplo) donde los recursos son limitados y hasta el pago a un contador se transforma en una carga más. Sin contar con las multas e intereses que son cobrados por errores en las declaraciones (algo muy típico), los bloqueos de facturación (mata a los emprendedores) como la tasa de impuestos que aplican en los mismos rangos para los que venden un par de dulces a los que facturan millones de dólares. Lo peor de todo, es que en Chile a diferencia de muchos países de la región, hasta los ambulantes suelen emitir boletas, es decir, nadie se salva, desde negocios micro, algo que en otro países no sucede ya que se entiende que someter a fiscalización a un emprendedor que trata de sobrevivir (no le da para enriquecerse) no merece la pena ya que es una tortura innecesaria por la casi nula recaudación de impuestos que pueden lograr comparado a la gran carga que se le coloca encima.

Definitivamente en Chile el SII en el primer enemigo para las MIPYMES, el socio que está solo para recoger beneficios (y someterte a mil trámites y trabas) pero que no te apoya para cuando tu negocio está en problemas.

2.- Inspección del Trabajo:

La Inspección del Trabajo es un órgano creado con un excelente fin, el proteger al trabajador quien ha sido y muchas veces es víctima del no respeto de las leyes que lo protegen. El problema con este órgano es que muchas veces cae en la injusticia de salirse del equilibrio e inclinarse hacia el lado del trabajador sin criterio que es capaz de mentir y realizar una denuncia no justificada motivado por intereses económicos personales. Esto por supuesto, NO aplica al 100% de los casos (también existen trabajadores vulnerados en sus derechos), pero sucede bastante a menudo y donde la Inspección del Trabajo suele tomar una postura imparcial. Se calcula que una importante cantidad de MIPYMES tienen pérdidas considerables por concepto del pago de multas como resultado de denuncias de situaciones tergiversadas o derechamente falsas donde no se realiza una investigación acorde y en consecuencia se aplica un criterio injusto y ante los cuales estas MIPYMES por su naturaleza limitada de recursos económicos, no pueden hacer frente legalmente hablando y terminan sometidas a pagos de multas que no deberían existir.

3.- Bancos:

La banca se muestra siempre como un aliado, una solución al problema del financiamiento pero lo cierto en la práctica es que las MIPYMES suelen no contar con ese aliado cuando lo necesitan, o sea en el inicio de su proyecto o durante su desarrollo. Dado los requisitos que son motivados por reducir el riesgo de incumplimiento de pago, la banca no suele presentar ningún apoyo real a los emprendedores, sólo cuando el emprendedor logra demostrar consistencia en sus cifras el banco se acerca para ofrecer sus productos, incluido el financiamiento, pero cuando justamente, ya no se suele necesitar o al menos, no como al principio de iniciar su proyecto. Para ser justos, podríamos decir que la banca más que un enemigo, es un aliado falso del emprendedor.

CONCLUSIÓN

El camino del emprendedor es muy duro, el inicio es sin duda el momento más importante y a la vez el más duro ya que más que aliados nos encontramos con barreras, verdaderos muros que operan para sacarnos del camino y convertirnos en esa cifra de ser de sobre el 80% que muere antes de los 5 años. Por supuesto que nos estamos refiriendo a emprendimientos de reducido capital puesto que para proyectos que inician con solvencia de capital, este tipo de sobresaltos no los tienen. Emprender sin duda no es como muchos piensan que es el camino para lograr la riqueza de la noche a la mañana, por el contrario, se emprende para servir, aportar a la sociedad y en la mayoría de los casos, poniendo en riesgo el propio capital sin garantías de nada. El emprendedor es un verdadero guerrero, alguien que apuesta y ama su proyecto y que merecería un mejor trato cuando no se cuenta con un capital adecuado que le permita un desarrollo holgado de su proyecto.

Personalmente, nunca he tenido financiamiento ni de bancos ni financieras, me lo he tenido que crear por mi propia cuenta lo que sin duda no ha sido un camino fácil, tampoco he tenido problemas con la Inspección del Trabajo pero conozco de muchos casos cercanos que si y han sido dañados por ello. Lo que si he tenido muchos dolores de cabeza (burocracia, pago de multas, etc…), ha sido con la falta de empatía, flexibilidad y poca colaboración del Servicio de Impuestos Internos (SII), y hay que decirlo, de su personal que desde la comodidad de su silla, se comporta como si fuesen de la monarquía, eso sí, sin colocar un peso de su capital personal en riesgo como lo hacemos quienes emprendemos.

Artículo: Los tres peores enemigos de las MIPYMES en Chile

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nuestros Partners
BudoWebs Studio
London Capital Group
Multi Trading Market
SwissQuote Bank SA